icon_3_impro

Según el artículo 29 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 24 de noviembre de 1994,

relativo al arrendamiento para uso distinto del de vivienda, todas las obligaciones y derechos inherentes a la condición de arrendador, en tanto no sean de tipo personal, se transmiten íntegramente a quien adquiere la finca vigente el contrato de arrendamiento (Sentencia núm. 368/2009 de 18 septiembre de la Audiencia Provincial de A Coruña (Sección 3ª) (JUR 2009461752)).

Leer más

Facebook

LinkedId